Publicidad

Dieta Vegetariana

Dieta vegetariana - ventajas y desventajas

Una dieta sin carne tiene una amplia gama de beneficios para la salud. Es elogiado no solo por los entusiastas de este modelo de nutrición, sino también por especialistas en el campo de la medicina. Una dieta vegetariana sana y bien compuesta ayuda a prevenir muchas enfermedades. Una dieta vegetariana reduce el riesgo de obesidad, diabetes, cardiopatía isquémica, hipertensión arterial, hipercolesterolemia, cáncer, cálculos biliares y renales, estreñimiento, hemorroides y caries.

Existen varios tipos de dieta vegetariana, que difieren en el grado de aprobación de los productos a base de carne. Los tipos más populares de vegetarianismo son:

frugívoro: solo permite el consumo de frutas y verduras, siempre que romperlas no provoque la muerte de la planta, los frugívoros radicales comen solo frutas que han caído del árbol,

lacto-vegetarianismo - permite el consumo, además de productos de origen vegetal, también leche y productos lácteos,

lacto-ovo-vegetarianismo - permite el consumo de leche, bebidas lácteas y huevos,

ovo-vegetarianismo: solo se permiten huevos de entre los productos animales,

semivegetarianismo - es un tipo de vegetarianismo que excluye la carne roja de la dieta, lo que significa que puede comer pescado, aves, huevos, leche,

veganismo: le permite comer solo productos de origen vegetal,

alimentos crudos: permite el consumo de productos sin procesar industrialmente y rechaza los platos tratados térmicamente, por ejemplo, cocinar, hornear o freír.

Ventajas de una dieta vegetariana

Una dieta vegetariana es más baja en grasas y ácidos saturados, incluido el colesterol, que se toma con alimentos. La ventaja de la dieta es también un bajo aporte de calorías incluso en una gran porción de alimentos, un alto contenido de vitamina C y una proporción favorable de sodio y potasio. Los estudios han demostrado que los vegetarianos tienen menos probabilidades de tener sobrepeso que los que comen tradicionalmente. Los vegetarianos también tienen menos probabilidades de sufrir diabetes, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, y rara vez tienen presión arterial alta y cáncer de intestino. Además, la leche de las vegetarianas lactantes contiene pequeñas cantidades de sustancias nocivas para el correcto desarrollo del recién nacido, concretamente productos fitosanitarios. Cuando elegimos ser vegetarianos, elegimos principalmente vegetales frescos, frutas y granos. Gracias a ello, eliminamos de la dieta grasas innecesarias y poco saludables y, además de tener un efecto dietético agradable, conseguimos un efecto muy positivo para la salud. Al aumentar la cantidad de verduras y frutas, así como las grasas saludables en la dieta, cultivamos la mejor prevención contra la civilización y las enfermedades del cáncer. Al mismo tiempo, aportamos al organismo la mayor parte de la cantidad de antioxidantes, vitaminas y minerales.

Desventajas de una dieta vegetariana

Una alimentación inadecuada durante el seguimiento de una dieta vegetariana es la causa de muchas carencias, que a su vez pueden derivar en enfermedades graves. El principal problema para los vegetarianos es la cobertura adecuada de las necesidades energéticas y muy poca proteína completa en los alimentos, así como vitaminas, principalmente B12 y D, calcio, hierro y zinc. Según qué forma de vegetarianismo adoptemos, debemos tener en cuenta que tras un tiempo de uso pueden aparecer carencias de varios elementos. Una dieta inadecuadamente equilibrada de los vegetarianos hace que sufran con más frecuencia anemia, raquitismo, mineralización ósea insuficiente y trastornos menstruales en los vegetarianos. Vitamina B12 y anemia por deficiencia de hierro, raquitismo, trastornos del desarrollo psicofísico. Sucede que las personas que dan los primeros pasos en la creación de una nueva dieta para sí mismos se limitan a comer una gran cantidad de frutas y carbohidratos, lo que puede contribuir al aumento de peso, la aparición de fatiga y debilidad. Luego, se debe realizar una investigación adecuada para encontrar la razón de este estado de cosas y complementar su dieta con los nutrientes que faltan.

Dieta vegetariana: ¿a qué debes prestar atención?

Una dieta vegetariana, como cualquier otra, tiene sus pros y sus contras. La tarea básica en el caso de no comer carne es la capacidad de componer una dieta equilibrada rica en nutrientes. Cabe señalar que la dieta sin carne aporta al organismo:

calcio: se encuentran grandes cantidades en los productos lácteos (requesón, queso, yogur, kéfir, suero de leche), higos secos, nueces de Brasil, tofu,

hierro - espinacas, perejil, lentejas, salvado, albaricoques secos, semillas de calabaza,

zinc - salvado, lentejas, nueces de Brasil,

vitamina B12 - cereales para el desayuno, huevos, productos lácteos.

La cuestión de si comer o no carne es una cuestión ética, filosófica, moral, de creencia y de fe. La clave del éxito es, sobre todo, la capacidad de componer comidas saludables. Siempre, independientemente de tus creencias, debes proporcionarle a tu cuerpo los ingredientes que necesita para su correcto funcionamiento.

Artículo Anterior Artículo Siguiente